Es complicado convencer a las personas para que cambien sus hábitos. Aún más difícil
cuando se trata de una sociedad con tantas cosas qué procesar día tras día como lo es la
venezolana. Priorizar el ambiente sobre tantas preocupaciones y noticias que inundan a
Venezuela día tras día (muchas veces literalmente) es complejo. Por eso te traemos 3
maneras de hacerlo mucho más sencillo.
En medio de un entorno convulso de talas y quemas indiscriminadas, derrames petroleros
enormes y destrucción de innumerables ecosistemas, existen dos formas de responder
que cualquier persona con dos dedos de frente puede sugerir: ejecutar actividades de
recuperación, o denunciar dichos actos de forma activa. Sin embargo, el confinamiento
obstaculiza en gran medida la primera opción, pues desde la movilización hasta la
protección de la salud de cada voluntario, la planificación logística se hacen muy cuesta
arriba.

Por la otra parte, denunciar casos de destrucción ambiental normalmente termina donde
muchas denuncias de otra índole lo hacen: en la nada. Esto no quiere decir que no sea
válido intentar, pues claro que lo es. Lo que se quiere decir es que el efecto que tiene es
normalmente nulo. Tomando como ejemplo claro el caso de la carrera Enduro Series
Venezuela que se llevó a cabo el 28 de septiembre en el Parque Nacional El Ávila, violando
todas las normativas respecto al ciclismo de montaña claramente prohibido en el Plan de
Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU), aún después de recibir cientos de denuncias
de parte de ambientalistas, Organizaciones No Gubernamentales, entre otros
involucrados.
Es entonces que, estando en condiciones como esta, uno se pregunta: ¿Cómo puedo
sumar de algún modo? O, incluso los más escépticos se podrán preguntar: ¿Se puede
sumar de algún modo en medio de esta crisis que estamos viviendo? Pues, amigo lector,
permíteme decirte que sí se puede. Aquí hay 3 maneras que Smileyplant Organization
recomienda para actuar al respecto:

1. Dedícale tiempo a sembrar en casa: Ahora no solo disponemos de más tiempo,
sino también producimos más restos de alimentos que pueden servirnos para
reproducir la comida que consumimos. Suena elaborado, pero es más lo que
parece que lo que es. En el perfil oficial de Instagram @smileyplant_ hay varios
“paso por paso” de cómo sembrar cebollín, tomate, ají dulce, entre otros vegetales
y frutas en casa de forma sencilla. Esto a largo plazo no solo permite que la
vegetación se siga reproduciendo, sino que además brinda alimentos y disminuye
ciertos gastos en los hogares que tomen la iniciativa, que son cada vez más.

2. Apoya negocios con iniciativas relacionadas: Actualmente, hay distintos negocios
que, al comprar alguno(s) de sus productos, ofrecen un impacto social y/o
ambiental. Como es el caso de Leatherheart y su venta de peluches personalizados,
o MiLemonBike y sus limonadas que siembran árboles con la ayuda del equipo de
reforestación de Smileyplant Organization. De esta manera se apoyan a los
pequeños y medianos negocios que cada día luchan contra la corriente del COVID-
19 y al mismo tiempo se tiene una mano solidaria al planeta y a diversas
comunidades venezolanas.

3. Difunde información oficial y confirmada: Si no tienes abono y tampoco te
enamoran los productos que ofrecen ciertos negocios, todavía tienes un chance
para colaborar (y lo mejor de todo es que ni tienes que levantarte de la cama para
esto). Mucha información errónea o directamente falsa divaga por las redes
sociales en forma de infografías engañosas, cadenas de WhatsApp de dudosa
procedencia y tuits anónimos, y normalmente son fáciles de atrapar y denunciar.
Sin embargo, son muchas veces las cuentas oficiales de entes gubernamentales o
de personalidades verificadas las que difunden información errónea, sea de forma
intencionada o no. Por ello, es crucial ser crítico con lo que se “lee por ahí” y, sobre
todo, lo que se comparte. Es tu deber como ciudadano cuestionar todo lo que
veas, les y escuches, así como de compartirlo.

He aquí el mensaje que Smileyplant Organization lleva prolongando desde su nacimiento
como iniciativa venezolana en pro de la restauración ambiental: una de las mejores
maneras de cuidarse y de cuidar a otros es ser crítico con el contenido que se consume.
Pues de ahí nacen pequeñas rocas en forma de imágenes o audios, y que acaban por
convertirse en gigantescas bolas de nieve imposibles de sacarse de la cabeza, que traen
consigo problemas y situaciones para nada agradables.
La clave para lograr un cambio no es centrarse en qué vas a hacer, sino en por qué lo
haces.

Andrés Sanabria @smileyplant_

#LunesVerde

Deja una respuesta