¿Sabías que la montaña que está frente a la urbanización Montalbán, al oeste de la ciudad de Caracas, pertenece al Parque Recreacional Ruiz Pineda? Sí, esa montaña en donde está el Padre Machado (centro asistencial y geriátrico) éste pulmón vegetal está ubicado en el Municipio Libertador y va desde la parroquia La Vega hasta Caricuao.

Actualmente está en desarrollo actividades de tala, quema y siembra indiscriminada; diametralmente opuesto al uso destinado en decreto 930. Dichas actividades de depredación se iniciaron en Septiembre del 2019 y han sido denunciadas en la Defensoria del Pueblo, por la comunidad de Juan Pablo II y el resto de la ciudadanía de Montalbán sustentándose en la Ley de Ambiente en su artículo  4, el cual indica que TODOS los ciudadanos Venezolanos están obligados a defender el ambiente, motivo por el cual se consignaron cartas explicativas de la  situación solicitando su intervención para parar el proceso de depredación en dicho Parque. Estas cartas se registraron en  Inparques,  en la Defensoria del Pueblo y en la Policía Nacional Bolivariana, en medio de la cuarentena como consecuencia del covid 19, están por entregarse al Ministerio de ECO Socialismo y Aguas, Guardia Nacional Bolivariana, CORPOELEC y CICPC.

El Parque Leonardo Ruiz Pineda fue reconocido como tal, el 11 de diciembre de 1985, en el decreto 930, publicado en gaceta oficial N° 3.675. y las razones de la afectación a esas tierras fueron para preservar el único pulmón verde que está ubicado en el Oeste de la ciudad de Caracas.

Distribución del parque

Las actividades de tala y quema indiscriminada tiene cuatro vertientes: la primera, es un grupo de ciudadanos que migran desde el barrio de la Vega en donde han intervenido el terreno instalando conucos de gran magnitud e instalando viviendas improvisadas; la segunda vertiente, son ciudadanos que intervienen el área verde, desde la urbanización Caricuao, instalando cochineras; la tercera vertiente, son ciudadanos que migran de la zona de La Yaguara interviniendo la montaña con de tala y quema indiscriminada y ocupando áreas de verdes con conucos insipientes y la cuarta vertiente, es la ocupación indebida de un área privada que es el tanque de agua del complejo habitaciónal Juan Pablo II, en donde construyeron viviendas escuetas o ranchos y siembran en las faldas de la terraza q sustenta el tanque, acelerando la ineatabilidad de sorpote a dicha estructura, poniéndo en riego de desastre el sector.

Estas actividades, que han sido denunciadas casi a diario,  tienen varios puntos en común de sistematización: secan primero la vegetación, luego talan, después queman y al área expuesta le agregan un polvo blanco. Suelen trabajar de 2  a 4 personas utilizando implementos básicos para concretar la tala.

La cadena de consecuencias, es interminable, afectando directa e indirectamente a los ciudadanos residentes de TODA la Parroquia La Vega y el impacto ambiental es TERRIBLE; las más relevantes:

  1. La emanación de humo, por quema, inhalado pasivamente por los ciudadanos de Montalbán y La Vega, tiene insidencia negativas en las vías respiratorias las cuales van desde una rinitis hasta derivar en una neumonia por exposición prolongada a dichos tóxicos q son parte componente del humo
  2. Migración de diversas especies de insectos y animales silvestres, vecinos han encontrado serpientes, puerco espines, venados, rabipelaos, perezas y ni hablar de insectos, las avispas han invadido gran parte de los edificios del sector, por mencionar los más representativos. Aumenta el potencial de estar expuestos a picaduras por alacranes, avispas, abejas, hasta chipos entre algunos.

De acuerdo a la ley de ambiente, es responsabilidad de cada residente de Montalbán y la Vega en notificar, Colectivamente, a los números de emergencia   de los organismos públicos autorizados. Aquí una pequeña lista, con algunos datos de contacto, para que entre todos detengamos el ecocidio que traerá consecuencias incalculables. Si tienes fotos, más teléfonos o instancias, algún modo de ayudar a evitar esta quema terrible, déjalo en los comentarios. Gracias por ser parte de la solución y no del problema.

Por: Reina Blanco

Deja una respuesta